13 ago. 2011

YO CONOCÍ A MUELLE

Título: Yo conocí a Muelle
Autor: Jorge Gómez Soto
Editorial: SM
Sello: Gran Angular (Finalista del Premio)
Año: 2010

Confieso que nunca he sido amiga de los graffiti. Algunos me atraen, e incluso llegan a gustarme. Por lo demás, muchas veces he pensado que lo único que hacían era ensuciar las paredes.
Después de esta historia, las cosas han cambiado.
Confieso también que, hace unos años, iba a comprarme Con los ojos cerrados... pero nunca lo hice. Cuando volví a la librería ya no estaba, así que cogí otro título que me gustó también mucho: La chica del andén de enfrente.
Fue ahí. En ese preciso instante, cuando el destino quiso que en vez de coger un libro de un autor... eligiera el de su hijo (aunque, sinceramente, no lo descubrí hasta más tarde)
Al terminar aquella historia de gemelos-rivales, no pude sino buscar información del autor y, finalmente, escribirle. Esa fue mi primera osadía en este mundo. Yo, una veinteañera desconocida, mándandole un email a un escritor que, seguramente, tenía cosas mejores que hacer.
Quién me iba a decir años más tarde que Yo conocí a Muelle desbancaría a mis chicos (Miguel y Eduardo) Porque sí, esa novela siempre ha sido muy especial para mí. Siempre lo será. Algún día diré el porqué.

Yo conocí a Muelle está tejida con delicadeza y seguridad. La misma delicadeza y seguridad con la que un grafitero estampa su firma en una pared desnuda. La misma delicadeza y seguridad con la que un cuentacuentos embelesa a quienes le escuchan.

A Luis le gusta pintar. No lo hace tan bien como su amigo Hot, pero lo intenta. En esos intentos, se emboba escuchando las historias de Spirit que, conoció a Muelle, la leyenda del graffiti en Madrid.
Un día, huyendo de la policía, Luis termina sentado en un pub (El refugio) al lado de una chica y escuchando a un cuentacuentos. La chica se llama Ana y le va a cambiar la vida.
Gracias a todo lo que vive a partir de ese momento, Luis descubrirá quién es en realidad, lo que de verdad le apasiona y lo mágico que es el amor.
Una historia llena de colores en la pared, de palabras en hojas en blanco, de besos que crean un puente entre la realidad y la fantasía. Poesía pura y dura. Sin disfraz, sin adornos.
Un homenaje a Muelle, un homenaje a las pequeñas catástrofes que te cambian la vida.

Jorge, te has superado.

Esta vez no os voy a decir mi coletilla: «Imprescindible en la estantería». Esta vez, puedo afirmar sin miedo a equivocarme, que es un imprescindible en vuestro corazón.

Lo mejor: La calidad narrativa con la que Jorge logra capturarte. Esa pasión que te recorre todo el cuerpo mientras lees, es de las que dejan una maravillosa resaca.
Lo peor: Que soy una romántica... y hasta aquí puedo leer.
El momento: EL beso. Que forma tan sencilla y hermosa de describir algo tan sencillo y hermoso, y no caer en lo ridículo y cursi. Fantástica escena.
El personaje: Spirit.
La frase: Una que no está en el libro. Esa que, llegado el día, podré decirles a mis hijos mientras lean a Jorge. Podré decirles: «¿Sabéis qué? Yo conozco a Jorge».

Web Oficial
Blog

3 comentarios:

Rebeca dijo...

Bonita reseña, y parece que es una interesante historia.Tengo demasiados libros por leer, y por comprar, pero lo apuntaré en la lista, por si algún día lo encuentro...

Abrazos envolventes.

Rebeca dijo...

http://www.flickr.com/photos/66116322@N07

Mai dijo...

WOOOOO!!! Voy a solicitarte como amiga!!! Gracias guapa!!